Home / Ejercicio / Ejercicio de Flexibilidad

Ejercicio de Flexibilidad

La flexibilidad puede definirse como la habilidad de una articulación para moverse libremente en cualquier dirección, a través de un completo y deseable rango de movimiento (RDM). Para fines prácticos, esto significa tener la capacidad para realizar de mejor manera, cualquier movimiento que deseemos efectuar en nuestro diario vivir. Inclusive en las actividades recreativas y deportivas. Ejemplo: poder en jabonarnos la espalda, recoger un objeto que está en el suelo, bajar uno que está a cierta altura, rotar nuestro cuello para estacionar el vehículo, sentarse y pararse con facilidad, amarrarse las cintas de los zapatos, vestirse, reaccionar rápidamente ante una caída eminente; así podríamos mencionar muchas actividades físicas más en las cuales nos resulta sumamente útil el ser flexibles.

   Resultado de imagen para personas amarrandose los zapatosImagen relacionada

“La flexibilidad nos ayuda a realizar de mejor manera, actividades físicas de nuestro diario vivir.”

Se considera que dentro de cada articulación y para cada actividad física, existe un óptimo rango de movimiento, que nos permite ser más eficientes en nuestras funciones corporales.

Varios factores influyen en la movilidad de una articulación o sea en la flexibilidad, entre ellos se puede mencionar la herencia genética, la estructura misma de la articulación, la elasticidad del tejido conectivo que rodea la articulación (ligamentos, tendones, músculos y piel), así como la coordinación neuromuscular. Otros factores importantes son el género (las mujeres poseen mejores parámetros de flexibilidad que los hombres), la temperatura corporal (los músculos con un precalentamiento previo, se estiran mejor) y la edad.

Nacemos con cierto grado de flexibilidad, somos capaces de llevar a los pocos meses de nacidos los pies a la boca con suma facilidad, esta cualidad continúa mejorando y alcanza su máxima expresión en la adolescencia y juventud; conforme pasan los años se va produciendo una limitante de la misma, de forma lenta pero constante irá disminuyendo hasta el final de la vida.

Actualmente, se considera que este proceso de deterioro puede detenerse y revertirse, a través de los ejercicios de flexibilidad, lo que viene a comprobar que este proceso de deterioro es más por sedentarismo que por la edad misma. Es importante tener en mente que la flexibilidad además de ser vital para el deportista y el atleta de alto rendimiento, lo es también para todos los seres humanos. Por otro lado, la mayoría de los problemas de la vejez se derivan de la dependencia de estas personas para levantarse, asearse, vestirse, desplazarse etc.; dependencia que es debida en gran medida a la falta de amplitud en los movimientos, o sea la falta de flexibilidad, por lo que este tipo de ejercicio debería de ser parte esencial en un programa de acondicionamiento para los adultos mayores.

Pero, si estamos en una edad en la cual nos parece que la vejez nos queda aún muy lejos, pensemos en una persona joven que transcurre muchas horas del día, sentado en el sillón de un automóvil, o en una estrecha e incómoda silla de una oficina, a menudo en posturas incorrectas, situación que con el transcurrir del tiempo provocará deterioro prematuro de la amplitud de movimiento de las articulaciones, lo que traerá como consecuencia dolores músculo-esqueléticos cervicales, de hombros, lumbares, de rodillas etc.; acompañado de dificultad para lograr un buen descanso nocturno y otras molestias más, que mermará su calidad de vida. Por todo lo mencionado, los ejercicios de flexibilidad resultan de vital importancia a cualquier edad.

La Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard menciona que a medida que envejecemos, es normal volverse menos flexible, pero que la buena noticia es que nunca es demasiado tarde para retrasar o incluso revertir la pérdida de flexibilidad, “Solo se necesita enfocar la flexibilidad como cualquier otro aspecto de su salud”.

Los ejercicios de flexibilidad más recomendados son los que se conocen como estiramientos estáticos o autoestiramientos. Existe una amplia variedad de ejercicios de flexibilidad que van dirigidos a cada parte de nuestro cuerpo de manera específica. A continuación algunos ejemplos:

 

Estiramiento para los Músculos Erectores de la Columna lumbar.

Clinica del Ejercicio y Salud

Estiramiento para los Músculos Pectorales y Cambio de Postura

Clinica Del Ejercicio y Salud

Estiramiento para los Músculos del Muslo Anterior

captura-de-pantalla-2016-10-12-a-las-11-04-14

Estiramiento para los Músculos del Muslo Posterior 

captura-de-pantalla-2016-10-12-a-las-11-05-19

Estiramiento Estático para los Músculos de la Pantorrilla 

mirnita3

Existen una variedad bastante amplia de estiramientos dirigidos a las distintas regiones del cuerpo, que han sido estudiados fehacientemente, cuya ejecución frecuente nos proporcionan múltiples beneficios, entre los que podemos mencionar: mejora la ejecución y eficiencia física, previene lesiones, mejora la coordinación neuromuscular, reduce el dolor muscular, disminuye el riesgo de padecer de dolores lumbares y muchos beneficios más. Se conseja realizarlos después de la actividad física de nuestro diario vivir, después del ejercicio aeróbico, del ejercicio de fortalecimiento muscular o después de una actividad física deportiva. 

“Se recomienda para una buena ejecución de los ejercicios de flexibilidad, sostener el mismo durante 20 segundos, estar relajados y respirar de manera natural.”

 

clinica del ejercicio y salud

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Top